Productos CO2e neutros

Productos CO2e neutros

Bajo el lema “Mejorar el suelo“ nos comprometemos con la protección del clima a escala mundial. Desde principios de 2013, compensamos las emisiones de CO2e generadas en la producción de nuestros alimentos para lactantes mediante proyectos de compost biodinámicos de Soil & More en Egipto y Sudáfrica. Desde noviembre de 2014, también son CO2e neutras las papillas de cereales Holle y las papillas de leche Holle.

CO2e neutro significa que los productos están elaborados libres de CO2e desde el agricultor, pasando por la producción, hasta el suministro a los mayoristas. En Egipto, desde principios de 2013 se vienen recuperando cada año 35 hectáreas (350.000 metros cuadrados) de desierto, aprovechándolas para la agricultura ecológica. Esta superficie equivale a aproximadamente 45 campos de fútbol (norma FIFA). En Sudáfrica, desde principios de 2008 se reciclan a gran escala residuos verdes urbanos para convertirlos en humus de alta calidad para plantas. De esta manera se consigue un ahorro anual de unas 60.000 toneladas de CO2e. Holle está involucrado en este proyecto desde mediados de 2013.

Carbon Footprint (huella o balance de CO2) de las leches infantiles Holle, papillas de cereales y papillas de leche

Para conseguir productos CO2eneutros, la empresa Soil & More International en un primer paso calculó todas las emisiones de gases de efecto invernadero generadas durante la elaboración (productores de leche, productores de cereales), la producción (procesamiento de la leche, procesamiento de cereales), el transporte y la logística así como la administración (Holle baby food GmbH), para neutralizarlas en una segunda etapa mediante los llamados derechos de emisión. En enero de 2013, comenzamos con los alimentos para lactantes Holle. Desde noviembre de 2014, también son CO2 neutras las papillas de cereales Holle y las papillas de leche Holle.

En Soil & More están comprometidos, entre otras cosas, con la agricultura ecológica y sostenible e impulsa, con socios de países en vías de desarrollo o recientemente industrializados, instalaciones que transforman residuos orgánicos como restos vegetales de la cosecha, césped cortado y estiércoles en un valioso compost gracias a un proceso de compostaje aeróbico y enriquecido con oxígeno. En estos procesos de transformación sólo se generan una mínima parte de las emisiones de gases de efecto invernadero que se generarían en caso que estos restos se eliminaran de forma habitual, ya sea quemándolos o por una putrefacción no controlada. Esta aportación a la reducción del efecto invernadero se ve recompensada con certificados de emisiones canjeables.

Tanto el proyecto de reducción de COcomo los certificados están conformados por la empresa TÜV Nord Cert GmbH y cumplen con las exigencias de las Naciones Unidas. Con el fin de compensar las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la elaboración de los productos Holle, desde principios de 2013 se utilizan derechos de emisión del proyecto de reducción de CO2 en SEKEM, Egipto así como desde mediados de 2013 derechos de emisión del proyecto Reliance en Sudáfrica. En ambos proyectos se convierte biomasa mediante el compostaje aeróbico controlado en humus de alta calidad. En Egipto, Soil & More opera con su socio egipcio, el Grupo Sekem, dos plantas de compostaje. En Sudáfrica, Soil & More y la empresa Reliance también han creado una instalación de compostaje que en la actualidad es operada de forma independiente por Reliance. En ella, los residuos verdes de Ciudad del Cabo se transforman en abono.

Compost para el clima

Mejorar el suelo: paso a paso mediante la formación de humus y la gestión sostenible del suelo

Los suelos son uno de los mayores almacenes de carbono naturales de la tierra. Esto les confiere por un lado la posibilidad de crear junto con millones de microorganismos una estructura física que retiene de manera eficaz el agua y los nutrientes. Por otro lado, los coloca en el centro del debate climático, ya que sin una protección sostenible del suelo no se puede detener el cambio climático. Holle fomenta los proyectos de compostaje de Soil & More, dado que no se trata exclusivamente de proyectos que reducen las emisiones, sino de proyectos que se centran prioritariamente en el desarrollo de suelos fértiles y sostenibles, y por lo tanto en el aumento y aseguramiento de la productividad y la conservación del agua.

La agricultura sostenible a través del compostaje tiene múltiples efectos positivos en los suelos agrícolas. Llevada a cabo correctamente, no contribuye únicamente a una mejor provisión de alimentos a largo plazo y a un uso cuidadoso de los recursos escasos como el agua, también ofrece a innumerables agricultores de regiones rurales desfavorecidas un modo de vida seguro. Lo que anteriormente se desechó como residuos, ahora se convierte en una valiosa materia prima que contribuye al aumento de los ingresos, a la mejora de la seguridad alimentaria y al cuidado del medio ambiente paisajístico. En nuestra opinión, de este modo el comercio de emisiones puede contribuir al fomento de una agricultura sostenible.