Alimentación sólida según la edad del niño

Después del 4º mes*: la primera comida sólida: papilla de verdura al mediodía

La primera comida no líquida debería ser una papilla de verdura. Empezar con una papilla de zanahoria facilita este comienzo: es suave, fácil de digerir y con un sabor ligeramente dulce (como alternativa, chirivía o calabaza). Empezar con pocas cucharadas e incrementar la cantidad poco a poco. Si durante la primera y/o segunda semana el niño tolera bien la papilla con un ingrediente, se puede mezclar la zanahoria con patata. Al cabo de unos días se puede añadir a la papilla de verdura y patata carne triturada, de dos a tres veces por semana.

Después del 4º - 5º mes*: la segunda comida sólida: primera cena sólida

Lo siguiente será sustituir la toma de leche materna o biberón de la tarde/noche por una papilla de leche. Esta papilla de leche se prepara con las papillas ecológicas Holle y leche entera fresca, añadiendo además zumo de fruta rico en Vitamina C.
Si no quiere utilizar leche fresca, la papilla de leche también puede preparase con las leches ecológicas Holle para lactantes o con leche materna.

Después del 5º - 6º mes*: la tercera comida sólida: papilla de fruta por la tarde

La siguiente papilla que se introduce es la papilla de fruta sin leche. Esta sustituye la toma de leche materna o biberón de la tarde y traslada la papilla de leche a la hora de la cena. Es recomendable utilizar frutas suaves como manzana, pera o plátano. Para prepararlas basta con mezclar las papillas ecológicas Holle de cereales con fruta recién triturada (o un potito).

A partir del 8º mes*: comida junior

Aproximadamente a partir del 8º mes, el niño ya está en condiciones de recibir una alimentación algo más consistente. Las papillas ya no tienen que ser tan finas y pueden contener pequeños y blandos trozos de fruta o verdura. Este cambio incita al niño a masticar.



A partir del 12º mes*: comida familiar

A partir del 12º mes y en adelante, tendrá lugar paulatinamente la transición a la comida habitual de la familia y la alimentación es cada vez más sólida. Preste especial atención en que los platos sean lo más sanos posible y muy poco condimentados. Antes de añadir a las comidas de toda la familia ingredientes como azúcar, sal u otros condimentos reserve una pequeña porción para el niño.

* Cada comida sólida sustituye una toma de leche materna o biberón. Si le ha dado el pecho según lo recomendado hasta el 6º mes, las indicaciones de edad que aparecen en el cuadro se pueden retrasar. Las indicaciones de los meses del bebé son el punto mínimo a partir del cual se puede empezar con la introducción de comida sólida. Según la evolución o desarrollo de su hijo se pueden posponer estas indicaciones de 1 a 2 meses. Las diferencias con este cuadro son posibles y completamente naturales.