Naturalmente lo mejor: la leche materna

La lactancia materna es lo mejor para su bebé. Con la leche materna su bebé recibe, en todo momento, la alimentación óptima y adecuada para cada momento de su proceso de desarrollo. La leche materna se adapta de forma única y totalmente natural a las necesidades del bebé. La leche materna contiene abundantes y valiosos nutrientes y defensas, sumamente importantes para el desarrollo infantil y la formación de anticuerpos. La lactancia materna refuerza a su hijo no sólo físicamente sino también emocional y psicológicamente, y es parte esencial de un desarrollo sano. El estrecho e intenso contacto entre madre e hijo durante la lactancia proporciona un sentimiento de armonía y protección incomparable.

Por ello Holle recomienda exclusivamente la lactancia materna durante los seis primeros meses de vida del bebé y, a partir de ahí, combinar la leche materna con una alimentación sólida, equilibrada y adecuada a la edad del niño.

Bien alimentado, por naturaleza

Las leches infantiles Holle han sido desarrolladas partiendo del modelo de la leche materna. Así ponemos a su disposición, en caso de no poder dar el pecho o no poder seguir dándolo, una buena alternativa para la alimentación de su bebé. La Leche ecológica Holle para lactantes 1 es especialmente adecuada para lactantes y contiene todos los nutrientes necesarios que su bebé requiere durante los primeros seis meses de vida. La leche de nuestros productos proviene de vacas criadas en granjas biodinámicas. Rigurosos análisis y la calidad pura de la leche Demeter conforman una base fiable para una alimentación con biberones sana y con todo su sabor.

La Leche ecológica Holle para lactantes 1 puede darse al niño desde su nacimiento como único alimento en biberón, como complemento de la leche materna o al final de la lactancia materna hasta la introducción de alimentos sólidos. Durante el final de la lactancia la Leche ecológica Holle para lactantes 1 es ideal y apropiada para complementar la alimentación del bebé.

Biberones para complementar la alimentación sólida

El momento de dejar la lactancia materna o de pasar de la Leche ecológica Holle para lactantes 1 a una leche de continuación, depende casi exclusivamente de las necesidades individuales del niño. Mientras note que su hijo está saciado y satisfecho, continúe con la leche que le esté dando

Mientras note que su hijo está saciado y satisfecho, continúe con la leche que le esté dando. Después del 6º mes, cuando haya empezado a introducir alimentos sólidos, ya se puede cambiar sin problemas a la Leche ecológica de continuación 2. La Leche de continuación es una parte esencial de una alimentación combinada entre biberones y papillas; no debería usarse como único alimento, es decir como una alimentación sólo a base de biberones.

La Leche ecológica de continuación 3 está indicada a partir del 10º mes, cuando el bebé ya es algo mayor y sus necesidades nutricionales aumentan. A partir del 12º mes, combinada con la comida familiar habitual se recomienda seguir con la Leche ecológica de crecimiento 4, especialmente desarrollada para asegurarse que su hijo sigue recibiendo las cantidades óptimas de proteínas y nutrientes.